Asesinato de JFK: ¿Qué hay en el nuevo grupo de documentos desclasificados?


El mes pasado, la administración Biden publicó documentos clasificados relacionados con el asesinato del presidente John F. Kennedy.

La Administración Nacional de Archivos y Registros publicó 1 491 documentos nuevos, de los cuales 958 son de la CIA, sobre el asesinato del presidente estadounidense.

Eso significa que nueve de cada 10 del total siguen sin desclasificarse. «Es muy poco y muy tarde«, dijo Robert F. Kennedy Jr., sobrino del presidente, a The Epoch Times.

«Solo hay un 10 por ciento de los escritos que legalmente tienen que ser liberados en ese volcado de datos. Pero incluso esos, muestran claramente que la CIA mintió descaradamente a la Comisión Warren sobre su relación con Lee Harvey Oswald».

La Ley de Registros de JFK de 1992, convertida en ley por el Congreso, ordenaba que todos los documentos se hicieran públicos antes del 26 de octubre de 2017. Sin embargo, una persona tenía el poder de impedirlo: el presidente en funciones. Cuando finalmente llegó el momento de la desclasificación total, el presidente Donald Trump puso un retraso de seis meses en la desclasificación final. Luego otro de tres años.

Sin embargo, algunos documentos se desclasificaron y, para cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo, unos 15 mil estaban retenidos o redactados en parte.

Jim DiEugenio es un experto en el asesinato de JFK y el guionista de la película de 2021 JFK Revisited: A través del espejo, una cinta que pone de relieve información que hasta ahora no se había dado a conocer ampliamente al público de forma clara.

«Así que te encuentras con esta situación en la que 58 años después de que Kennedy fuera asesinado, todavía tienes algo así como 14 300 páginas de documentos clasificados, lo que creo que es realmente una especie de desafío a la ley», dijo DiEugenio a The Epoch Times.

«Por un par de razones diferentes, una de ellas es que en la Ley de Recogida de Registros de JFK, decía que si el presidente decidía mantener un documento clasificado, tenía que tener una razón escrita.

«Eso no ha sucedido todavía, ni bajo Biden, ni bajo Trump. Y también han hecho que los Archivos Nacionales formen parte de este proceso, lo que no entiendo en absoluto porque los Archivos Nacionales son sólo un depósito. En la ley no dice nada de que sean parte del proceso de desclasificación. Es entre el Presidente y las agencias del gobierno, ya sea el FBI, la CIA, el Departamento de Estado, o lo que sea.

«Así que esto es muy, muy decepcionante. En otras palabras, si Biden sigue adelante y desclasifica todo el próximo año, eso significa que habremos esperado 59 años. 59 años, cuando en realidad la Comisión Warren dice que no hay duda de que Oswald actuó solo».

¿Oswald salió de la Ciudad de México en automóvil o en autobús?

La Comisión Warren, nombrada por el presidente Lyndon B. Johnson para informar sobre el asesinato de JFK, concluyó que Lee Harvey Oswald actuó completamente solo en el asesinato, y que fue a México y regresó a Estados Unidos en autobús.

Los documentos recién desclasificados muestran que el resumen de la CIA del 26 de noviembre de 1963, que documenta las actividades de Oswald, se hizo unas siete semanas después de que éste saliera de Ciudad de México.

«Tienen a Oswald saliendo de la Ciudad de México en automóvil», dijo DiEugenio. «Lo cual es muy, muy interesante por muchas razones diferentes. En primer lugar, Oswald no tenía licencia de conducir. En segundo lugar, Oswald no tenía coche. Y en tercer lugar, la Comisión Warren, que va a ser emitida unos 10 meses más tarde, van a decir que Oswald bajó en autobús, y que regresó en autobús».

«Denota que, o bien bajó con otra persona, o bien había un suplantador de Oswald allí abajo. Así que eso cambió con el tiempo».

En los primeros días del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, hubo una reunión entre el entonces abogado jefe Richard Sprague y algunos de los representantes de la comisión.

«Sprague dijo que tenía un testigo del Hospital Parkland, que es donde Kennedy y Connally fueron llevados después del asesinato, que era una enfermera», dijo DiEugenio. «Y ella dijo que al salir de una de las salas de trauma, había una camilla contra la pared cerca del ascensor, y vio una bala en ella».

Durante esta reunión, Sprague no les dijo a los demás cuál era su nombre, ni dónde estaba. «La Comisión Warren diría que allí había dos camillas, no solo una, y que la bala estaba debajo de la alfombra de la camilla, y solo salió después de que el custodio Darrell Tomlinson la empujara contra la pared.

«Así que pensé que era totalmente fascinante porque le deja a uno la impresión de que: «¿Hubo más de una camilla con una bala en ella? Y ha habido informes de que tal fue el caso». También durante la reunión, Sprague dijo a los congresistas que tiene problemas con la credibilidad del ex oficial de la CIA David Phillips.

«Sprague sospecha que Phillips no está siendo completamente sincero con ellos sobre las supuestas actividades de Oswald en la Ciudad de México», dijo DiEugenio.

«Especialmente sobre sus llamadas a la embajada rusa desde la embajada cubana, que ha encontrado ciertas discrepancias en el registro aducido que la CIA le ha dado, y de hecho, quiere ir a entrevistar a los traductores de allí. Porque tiene la sospecha de que podría haber habido algún tipo de alteración de las transcripciones de las supuestas conversaciones de Oswald con la embajada rusa, porque no puede encontrar la información de la que habló Phillips en su primera entrevista en las transcripciones que le entregó la CIA».

Edgar Stern tenía autorización de la CIA

El nuevo volcado de documentos también revela que Edgar Stern, el marido de la heredera (Edith Stern) de la fortuna de Sears Roebuck que fue un gran apoyo de Clay Shaw contra Jim Garrison, tenía una autorización de la CIA (pdf) que no se conocía públicamente antes. El fiscal de Nueva Orleans Jim Garrison había acusado a Clay Shaw de formar parte de una conspiración para asesinar a JFK.

«Los Sterns llevaban a los periodistas a su mansión. Los invitaban a cenar y a beber, y les daban ciertos ángulos para atacar a Garrison. Bueno, resulta que Edgar Stern tuvo una autorización de la CIA en los años 50 durante unos tres años», dijo DiEugenio.

El ex jefe de Clay Shaw reclutaba abogados para la CIA

Según DiEugenio, ahora se ha determinado que el antiguo jefe de Clay Shaw en el New Orleans International Trade Mart, Lloyd Cobb, estaba reclutando abogados para la CIA para colocarlos en un panel de abogados que poseían una autorización especial.

«Sabíamos que Cobb estaba en el panel de abogados autorizados de la CIA en Nueva Orleans. El cual estaba [compuesto] por ciertas personas que la CIA elegía, y si alguien estaba en problemas -y hubo varias personas en problemas durante la investigación de Garrison- escogían un abogado de este panel elegido para defender a esta persona, y por supuesto la CIA pagaba por ello», dijo DiEugenio.

«Resulta que Cobb era en realidad una de las personas que contactaba con otros abogados y los evaluaba para que la CIA los pusiera en este panel. No era sólo un miembro de él. Era una especie de agente en esta escena en Nueva Orleans que realizaba estas evaluaciones de autorización para contratar a alguien para poner en este panel.

«En otras palabras, aquí tienes al antiguo jefe de Clay Shaw en el Mercado Internacional, dirigiendo un panel de abogados para bloquear e impedir la investigación de Jim Garrison. Muy, muy, interesante si me preguntas».

La CIA sabía que Boxley trabajaba para ellos

Un supuesto investigador que acabó trabajando para Jim Garrison y que aparentemente no le era leal resultó ser un antiguo empleado de la CIA. Su nombre era William Wood, su alias: Bill Boxley.

«En este nuevo lote de documentos, se revela que la CIA sabía que Boxley en realidad era un empleado de la CIA en la década de 1950 antes de ir a trabajar para Jim Garrison», señaló DiEugenio.

“Y si echas un vistazo al libro de Jim Garrison Tras la pista de los asesinos, resulta que el señor Wood -alias Bill Boxley- acabó traicionando al señor Garrison. Está en uno de los capítulos de su libro».

La CIA revela los nombres de dos asesinos

En la nueva tanda de documentos, la CIA revela los verdaderos nombres de los asesinos que habían contratado bajo los nombres en clave de WI Rogue y QJ Win.

«Esta había sido una asignación que se le dio al oficial de la CIA William Harvey. Se suponía que debía ir por todo el mundo y contratar a personas de mala reputación para que realizaran actividades delictivas para la Agencia Central de Inteligencia; cosas como el robo de cajas fuertes, el allanamiento de morada», explicó DiEugenio.

«Y resultó que estos tipos fueron enviados al Congo para asesinar a Patrice Lumumba». Qj Win era José Mankel.  WI Rogue era David Dato. Su verdadero apellido era Tzitzichvilli. DiEugenio finalmente señaló que la mayoría de estos documentos no son los que han sido previamente clasificados en su totalidad, la mayoría de estos nuevos documentos han sido redactados antes.

«Ahora podemos ver más limpiamente lo que contienen», dijo. La divulgación completa del resto de los documentos está prevista para 2022. «El final del año que viene, va a ser muy, muy interesante».

Tomado de: Al Mayadeen Español

Fuente: http://www.zerohedge.com

Un comentario en “Asesinato de JFK: ¿Qué hay en el nuevo grupo de documentos desclasificados?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: